Voluntarios de la Defensa Civil retornan a Santiago

Tras 17 días de arduo trabajo, voluntarios de las diferentes Sedes Locales retornaron a sus respectivas unidades, tras asistir a la VII región del Maule luego de los catastróficos incendios forestales que afectaron a esa localidad.

Durante los 17 días los voluntarios permanecieron en el Liceo de Constitución donde eran desplegados a las diferentes localidades afectadas y que no se recibía ayuda lo que fue dispuesto tras la activa participación de la Defensa Civil en el Comité de Operaciones y Emergencias de la ciudad de Constitución.

En las localidades afectadas se realizó remoción de escombros, control de albergues y centros de acopio, primeros auxilios básicos y avanzados a la población y a las Brigadas de Incendios Forestales del Ejército de Chile, asistencia post-hospitalaria y labores de conectividad de redes acuíferas.

Las localidades visitadas fueron las siguientes.

Putú, Carrizal, Carrizalillo, Maquehua, Mellico, Forel, Pichaman, Empedrado, San Ramón, Santa Olga, quebrada Pichaman, Macal, Piedra del Lobo, Quivolgo, Cuchi, Cañete, Vaquería, Coipue Alto y Bajo, Huinganal, Las Quilas y Trapiche.

En todas estas localidades se realizaron labores de primeros auxilios, remoción de escombros y entrega de ayuda humanitaria en convoys logísticos con el apoyo permanente del Ejército de Chile y la Armada.

También se unió a estas labores diversos grupos de la Asociación de Guías y Scouts de Chile  y Cruz Roja Chilena, quienes apoyaron el trabajo de la Defensa Civil de Chile.

En los 17 días de despliegue se realizaron más de 120 atenciones sanitarias y se distribuyeron más de 10 toneladas de ayuda humanitaria a las diversas localidades afectadas.

La ayuda humanitaria que se recolectó en la Defensa Civil de Ñuñoa fue entregada en la Comuna de Empedrado en el centro de acopio ubicado en el Colegio San Ignacio.

En el último día de trabajo el Mayor Reyes, a cargo de la zona de Constitución debido al Estado de Catástrofe, agradeció a los voluntarios de la Defensa Civil por trabajar de manera voluntaria  y profesional en beneficio de los miles de compatriotas afectados tras los debastadores incendios.